domingo, 31 de julio de 2016

En Gipuzkoa se ha empezado ha seguir a las gaviotas patiamarillas (Larus michahellis lusitanius) mediante los dispositivos GPS

Fruto de la colaboración entre ARANZADI, la UPV/EHU y WIMBITEK, la primera experiencia piloto de marcaje de aves se llevó a cabo con éxito durante la pasada primavera. En total se marcaron 10 ejemplares adultos de gaviota, en una de las principales colonias de cría de Gipuzkoa. Durante algo más de dos meses se han obtenido miles de posiciones que nos permiten conocer muy detalladamente los movimientos de estas aves. De este modo, por fin podremos saber con gran precisión qué zonas del territorio explotan, dónde están en cada momento, qué comen, de qué recursos dependen más y en qué momentos. De este modo, por fin podremos saber con gran precisión qué zonas del territorio explotan, dónde están en cada momento, qué comen, de qué recursos dependen más y en qué momentos. De cara a los próximos años, se espera seguir colaborando intensamente para continuar estudiando el patrón de distribución espacial de nuestras gaviotas. Estamos en un escenario crucial, ya que la Unión Europea prevé el cierre total de vertederos para el año 2020. En este contexto, será importante saber cómo se va a adaptar la población a las nuevas circunstancias y cuáles serán a partir de ahora las principales fuentes de alimentación, clave para entender los procesos demográficos que puedan afectar al tamaño de la población (reproducción, mortalidad, dispersión…) EAT - ARANZADI
La compañera de Aranzadi-EAT, Nere Zorrozua, soltando una  gaviota patiamarilla con el dispositivo GPS recién colocado
 Juan Arizaga soltando otra de las gaviota con el dispositivo GPS

Ademas del dispositivo GPS las gaviotas están anilladas con una anilla roja de PVC, de ese modo también se le puede hacer el seguimiento mediante lectura de la anilla a distancia

Otra imagen de la suelta

En pleno zafarrancho en compañía de Juan Arizaga, Sergio Delgado y Nere Zorrozua (EAT-ARANZADI)

Instalando dispositivos GPS



Video de una gaviota con el dispositivo instalado hace días