miércoles, 4 de septiembre de 2019

Comunicado de Aranzadi sobre la intención del Ayuntamiento de Donostia de tomar medidas para controlar la población de gaviotas en la ciudad

El Departamento de Ornitología de la Sociedad de Ciencias Aranzadi estudia la población de gaviotas de Gipuzkoa desde el 2005. En la actualidad son diversos los trabajos en marcha sobre esta especie, incluida la elaboración de tesis doctorales y publicaciones científicas a nivel internacional. Toda esta labor investigadora ha permitido a Aranzadi disponer de información muy detallada sobre la demografía, movimientos y ecología trófica de esta población, entre otros aspectos. 

A raíz de las informaciones publicadas sobre la posibilidad, por parte del Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián, de llevar a cabo medidas de control de gaviotas, la Sociedad de Ciencias Aranzadi quiere hacer las siguientes aclaraciones: 

1. La población de gaviotas en Gipuzkoa no está aumentando, sino que está estabilizada, incluso en ligero descenso desde hace ya algunos años. En este contexto, no puede decirse que ahora haya más gaviotas que hace 5 o 10 años. 

2. Las gaviotas son animales oportunistas que se han adaptado muy bien a alimentarse de los desperdicios orgánicos que el ser humano genera. Es el caso de la basura disponible en vertederos, de los descartes pesqueros y de los restos de comida que se generan en la propia ciudad. 

3. Ante el cierre de vertederos en el territorio, las gaviotas están adaptando sus estrategias de alimentación. Algunos ejemplares (una minoría del total de la población) han aprendido a buscar alimento en la ciudad, lo cual incluye las playas. 

4. La presencia de gaviotas en las playas, sobre todo en verano, se debe a que los usuarios de estas playas dejan al final del día una gran cantidad de comida disponible en las mismas, bien por descuido o intencionadamente (existe evidencia de que hay personas que dan de comer a las gaviotas). 

5. Para evitar la presencia de gaviotas en las playas, es fundamental apelar a la responsabilidad de los usuarios de las playas, promoviendo medidas para informar y concienciar sobre la necesidad de NO alimentar a las gaviotas. Igualmente, es necesario que las papeleras que se ponen a 

 disposición de los usuarios en las playas estén diseñadas de tal modo que las gaviotas no puedan acceder a su contenido.  

6. La potencial captura y sacrificio de ejemplares en las playas u otros entornos urbanos no tendría un efecto notable en la presencia de gaviotas en las playas, al menos no a largo plazo. La eliminación de unas gaviotas sería sustituida por gaviotas nuevas. Además, no hemos de obviar que la costa vasca es un corredor migratorio de primera magnitud. Muchas de las gaviotas que frecuentan nuestras playas en verano no son locales, sino que son aves de paso que están en la ciudad unos pocos días, a veces unas pocas horas. Es imposible controlar todo este flujo migratorio con sesiones de captura y descaste. 

7. La intervención en colonias de cría es absolutamente desaconsejable. Experiencias similares en otras zonas han resultado en la dispersión de las aves desde los lugares naturales donde crían a núcleos urbanos, con la consiguiente aparición de molestias y conflicto social. Asimismo, otras medidas como podría ser la intervención en el éxito reproductor podría potenciar efectos indeseados, como un aumento artificial de la productividad y supervivencia juvenil (al eliminar competencia intraespecífica de forma artificial).  


Finalmente, la Sociedad de Ciencias Aranzadi anima a que se tenga en cuenta la opinión de los expertos y otras Administraciones a la hora de valorar medidas sobre esta u otras especies silvestres.  

lunes, 22 de julio de 2019

El balance del anillamiento de gaviotas (Aranzadi) del País Vasco y del embalse de Ebro (Cantabria)

Este año además de las del Delta del Danubio (Rumanía), las islas Azores (Portugal), las islas de Canarias y las propias del País vasco, en el embalse del Ebro (Cantabria) se ha puesto en marcha un nuevo proyecto de la mano de Aitor Galarza (Aranzadi). Aquí el año pasado se anillaron 11 adultos y este año se le ha dado el seguimiento con el anillamiento de 46 pollos y 11 adultos más.
Un adulto de gaviota patiamarilla con sus pollos recién anillados en la isla de Santa Clara de Donostia.

Una imagen de la colonia de gaviotas patiamarillas del embalse de Ebro

 El equipo de anillamiento del embalse de Ebro.

En las del País Vasco la bajada de pollos ha sido considerable, sobre todo en las colonias de Bizkaia. La isla de Izaro (Bermeo), de ser una colonia de referencia para el Pais Vasco, los últimos años a pegado un bajón importante y la colonia de San Nicolás (Lekeitio) también lleva años sin poder sacar los pollos adelante. 
Sergio anillando pollos en la colonia de Getaria.

El equipo de anillamiento que fuimos a anillar los pollos de gaviotas a una colonia de Gipuzkoa.

En las de Gipuzkoa también la tendencia está siendo a la baja mientras que en las de San Antón (Getaria) y la isla de Santa Clara (Donostia) se mantiene estable. En la de Ulia también la bajada de pollos a sido importante. Esto ratificaría la tendencia  hacia la baja que estábamos observando los últimos años en las colonias del Pais Vasco, pero sobre todo en las de Bizkaia.
Caminando sobre la roca arenisca en busca de pollos de gaviotas para su posterior anillamiento

En Gipuzkoa en total se han anillado 167 pollos y a 17 adultos se les ha puesto un dispositivo de GPS para su posterior seguimiento y en las de Bizkaia en total se han anillado 79, de las cuales 14 eran adultos.

Sergio Delgado liberando un adulto de gaviota patiamarilla con el dispositivo de GPS recién instalado

Como curiosidad, comentar que algunas ya se están moviendo por Galicia o Cantábria. ¿Nunca os habíais planteado seguir la vida de 17 gaviotas guipuzcoanas? Para quién esté interesado en los movimientos de estas gaviotas decir que sus recorridos van a ser seguidos desde esta cuenta de Twiter; Diario de unas gaviotas (@Euskalgulls): https://twitter.com/Euskalgulls?s=08

Un adulto de Gaviota patiamarilla alimentando sus pollos con pescado. Respecto a hace años que era habitual ver regurgitar desechos orgánicos procedentes de los vertederos, los últimos años estamos viendo que el alimento está siendo más marino o de pastos. 

En este caso con un ratón recién regurgitado


El terreno donde se asientan muchas colonias de gaviotas del País Vasco son muy escarpados y conviene andar con mucha precaución para no caerse o hacerse daño.


Otra imagen de una colonia

Unos pollos de gaviota patiamarillas recién anillados


Pollo de gaviota patiamarilla

Además de las gaviotas patiamarillas, también se ha formado una  pareja de gaviotas sombrías (Larus fuscus graellsii) en Getaria y dos de gaviones atlánticos (Larus marinus) en Izaro y Donosti.
Una de las gaviotas sombrías de Getaria transportando material a su nido, esta pareja no ha conseguido sacar sus pollos adelante.

La hembra de gavión atlántico de Izaro que ha sido anillado este año. Esta pareja de Izaro ha sacado dos pollos que han sido anillados.
Uno de los pollos de la pareja de gaviones atlánticos de Izaro recién anillado.
En este caso volando

Pero la pareja de gaviones atlánticos de Donostia en cambio ha fracasado debido seguramente a las molestias generadas por los bañistas que visitan la isla de Santa Clara asiduamente. 

Un muestrario del panel alar de los juveniles de las gaviotas patiamarillas que hemos estado anillando durante esta primavera.







viernes, 12 de julio de 2019

El balance del anillamiento de Gaviotas patiamarillas atlánticas de las islas Azores y Canarias, el tercer año de estudio

Durante el tercer año consecutivo Verónica Neves y Miriam Cuesta en compañía de tres voluntarios e tres vigilantes de la naturaleza han anillado 94 pollos de gaviotas patiamarillas (Larus michahellis atlantis) en las islas Azores (Portugal). 57 de ellas han sido anilladas en la isla de Pico y los 37 restantes en la isla de Faial. De esta manera, en estos tres años, en total fueron anilladas en las Azores 332 pollos de gaviotas.
Con un pollo de Las Azores recién anillado
Miriam y Verónica en pleno zafarrancho
Otro pollo recién anillado

Parece que con la clausura del basurero de la isla de Faial , las gaviotas han empezado a consumir una dieta más marina.
Aquí unas muestras del pescado que regurgitaban al ir a anillar los pollos.


En cuanto a los controles de estas gaviotas anilladas, hasta ahora en total fueron 16 los avistamientos y 2 más aparecieron muertas. Las gaviotas anilladas en la isla de Pico fueron vistas posteriormente en Faial (y viceversa), las gaviotas anilladas en la isla de Pico fueron vistas en Terceira (isla del grupo central) y las anilladas en São Miguel solo fueron vistas de nuevo en São Miguel (sin movimiento entre islas) en la costa norte.
Un grupo de gaviotas patiamarillas de Las Azores.

Un primer invierno de gaviota patiamarilla anillada en Las Azores

Destacar el problema de erosión en la colonia de la isla de Faial, en el Volcán de los Capelinhos (Faial). En febrero hubo mal tiempo y destruyó parte del camino de acceso. Actualmente está prohibido acceder, solo es posible para trabajos de investigación.
El Volcán de los Capelinhos

Una parte del equipo de anilladoras de Las islas Azores

Y en cuanto a Canarias, la de este año también sería la tercera campaña consecutiva. A mediados del mes de mayo Juan Arizaga, Gustavo Tejera y Antonio Tejera anillaron otros 104 pollos de gaviotas patiamarillas (Larus michahellis atlantis) en la isla de lobos de Fuerteventura. De esta manera, en tres años, en total fueron anilladas entre las islas de Lanzarote y Fuerteventura 233 pollos de gaviotas. De las cuales, posteriormente se han avistado 23 gaviotas, otras 5 se encontraron muertas y 1 mas apareció herida. Ninguna de ellas ha sido avistada más allá de las propias islas de Canarias.
Aquí abajo unas fotos sacadas durante la campaña de anillamiento de este año en la isla de Lobos.




Más información sobre la campaña que se puso en marcha hace tres años pinchando AQUI.

lunes, 8 de julio de 2019

Esta primavera hemos puesto en marcha un nuevo proyecto de anillamiento de Gaviotas Cáspicas (Larus cachinans) en el Delta del Danubio

Con el fin de estudiar mucho más a fondo la ecología, biología, y sobre todo la distribución, superveniencia, genética y/o el plumaje de las gaviotas cáspicas (Larus cachinans); durante esta primavera hemos empezado un nuevo proyecto de anillamiento de pollos y adultos en unas colonias puras de esta especie en el Delta del Danubio.


Un adulto de Gaviota Cáspica recién anillada, de noche las gaviotas se mantienen muchísimo mas relajadas que durante el día. 
Este proyecto se ha iniciado con la colaboración, por un lado entre el Instituto Biológico de Bucarest y Romanian ringuing center ,bajo la dirección de Ioana Cobzaru y por otro lado de la Sociedad de ciencias Aranzadi bajo la dirección de Juan Arizaga. Así pues, a principios del mes de junio, en compañía de Gabi Martín, Juantxo Unzueta y Sophee Damián nos fuimos a Bucarest y allí nos esperaban Viorel Dumitru Gavril, Ramona-Andreea Bivoleanu y Räzvan Zaharia para ir todos juntos a anillar las gaviotas al Delta de Danubio. El último día,  antes de devolvernos, tuvimos la ocasión de conocer a Gabriél Chisamera; quien junto a Viorel Dumitru Gavril se encargaron de los pollos que quedaron pendientes de anillar. En total anillamos alrededor de 360 pollos y 40 adultos distribuidas en diferentes colonias por el Delta de Danubio. 


Uno de los rasgos más característicos de estas gaviotas Cáspicas es el de la corta distancia entre los espejos blancos de la p10 / p9 y el blanco de las emibanderas internas de las mismas.


En toda esta región de Europa del Este como Bielorrusia, Rumanía, Ucrania o Polonia, existen zonas donde las Gaviotas patiamarillas y Gaviotas Cáspicas coexisten en el mismo espacio. Siendo dos especies de gaviotas que se parecen tanto entre si, muchas veces nos resulta muy difícil separar una especie de la otra. Además en estos lugares se da una limitada hibridación que dificulta aún más la identificación (aunque se ha estudiado muy poco sobre el éxito reproductor de estas parejas mixtas). Durante el viaje que hicimos de Bucarest al Delta del Danubio, hasta llegar allí no vimos ninguna gaviota Cáspica. En Bucares y en la costa sur de Rumanía (Constanza) existe sobre todo cría la gaviota patiamarilla, pero hasta que no se estudien mejor estas colonias no se podrá saber con certeza el origen de las mismas, porque a simple vista son diferentes a nuestras clásicas gaviotas patiamarillas o gaviotas Cáspicas. Diríamos que son algo parecidas a una sucesión o progresión entre estas dos especies. Según te vas dirigiendo al norte, en el Delta del Danubio, entre la frontera de Ucrania y Rumanía las colonias de gaviotas cáspicas reemplazan al de las gaviotas patiamarillas. Quizás podría ser este el punto señalado para trazar una línea divisoria entre las dos especies. Pero al igual que he comentado antes, eso no significa que no pueda haber algunas hibridaciones entre estas dos especies tal y como ocurre en nuestra zona entre las gaviotas patiamarillas cántabras más orientales y las sombrías más occidentales.  Por si le queréis echar un vistazo Ronald Klein y Andreas Buchheim tienen publicado un artículo muy interesante sobre las diferencias existentes entre estos dos taxones. Gracias al estudio que hemos puesto en marcha, esperamos contribuir en aclarar algunas de las muchas preguntas que siguen sin esclarecer. Veremos lo que nos depara el futuro 



Se han utilizado dos tipos de códigos, en una de las zonas se les ha colocado una anilla de color verde con el código R;NXX y en la otra se anilló con el de color amarillo y código H XXNX. Estas últimas anillas son de un antiguo proyecto que estaba ya en marcha entre los compañeros Rumanos y el Alemán Sönke Martens.





No quería dejar pasar la ocasión sin agradecer a tod@s los compañeros del proyecto. Sin tod@s  y cada uno de ell@s no sería posible poner todo esto en marcha. Pero habría que hacerle una mención especial a Gabi Martín por todo los años que lleva estudiando esta especie. Llevábamos mucho tiempo con los preparativos de este proyecto y ahora que ha arrancado esperamos que siga por muchos años. Gracias también a todas las personas tan maravillosas que nos hemos encontrado allí: por su atención y predisposición a ayudarnos ante cualquier imprevisto que surgía por el camino. He aquí unas fotos con los compañeros de viaje.

 Gabi , Viorel y Sopee delante de una colonia de gaviotas cáspicas

  Ramona-Andreea Bivoleanu y Räzvan Zaharia 


En el Delta del Danubio en compañía de Juantxo, Gabi y Sophee.

En las colonias;







Tuvimos la ocasión de presenciar el ataque de un pigargo Europeo sobre una colonia de gaviotas cáspicas.


Primeros volantones de gaviotas Cáspicas recién salidos de la colonia;
El contraste entre las emibanderas  de las primarias externas (blancas) y internas (negras) de las gaviotas Cáspicas durante su primer año de vida suele ser espectacular.






Gaviotas cáspicas con el plumaje de segundo verano;



Adultos de gaviotas Cáspicas con el plumaje  nupcial de verano;